AFIP: detalles del nuevo “miniplan” de facilidades de pago

El plan no perdona multas ni quita intereses pero da 24 meses de plazo.

Luego del blanqueo y de la moratoria, que estuvieron vigentes hasta fines de marzo de este año, la AFIP les tiró un nuevo “salvavidas” a los contribuyentes para que puedan saldar sus recientes deudas tributarias.

La Resolución General 4099 aprobó un plan que es más chico y que no perdona multas ni hace quita de intereses, pero otorga un plazo de financiación, de hasta 24 meses, para las obligaciones vencidas que no fueron canceladas durante el período que va desde el 1 de junio del 2016 hasta el 31 de mayo de 2017.

Funcionará desde la página Web de la AFIP, dentro de la opción denominada “Mis Facilidades”, en el que se pueden incluir deudas impositivas, de la seguridad social, retenciones y percepciones y también permite reformular los planes de pago vigentes, al 31 de julio, de esas obligaciones. El tiempo de vigencia para poder presentar el plan es del 1 de agosto hasta el 31 de octubre del 2017.

La norma no otorga beneficios a los que adhieren, como se hizo siempre, relacionados con la obtención del certificado para contratar con el Estado, el mantenimiento de reducción de porcentajes de cargas sociales ni la condonación de las multas de la seguridad social, por considerar que sobre la obligación adeudada se cumple presentando el plan de pagos.

Qué conceptos se incluyen y cuáles no

1. Permite aportes y contribuciones de Seguridad Social (no los de Obra Social, ni ART).

2. Acepta retenciones y percepciones impositivas, salvo las de seguridad social, que están excluidas.

3. También se pueden incluir aportes de Autónomos y de Monotributo.

4. Asimismo, las deudas de impuestos, por ejemplo IVA. En el caso del Impuesto a las Ganancias debido al período de vigencia, incluye las declaraciones anuales de las empresas que cerraron su ejercicio en diciembre de 2016, pero no así permitiría a las postergadas declaraciones individuales. Tampoco, se puede incluir el saldo del IVA diferido que ingresan las MicroPymes a los 90 días.

5. No podrán financiarse los anticipos de impuestos. Tampoco el IVA de importaciones de servicios.

6. Quedan afuera las deudas por personal doméstico, las del Renatea y las obligaciones aduaneras.

7. De las deudas permitidas, también se pueden incorporar las que se encuentren en discusión administrativa o judicial, con el requisito de que el contribuyente realice previamente el trámite de “allanarse” a la pretensión del Fisco.

Cómo funciona el plan

El que adhiere tendrá que abonar un pago a cuenta que se calcula en base a la conducta fiscal registrada en el “Sistema de Perfil de Riesgo (SIPER)”.

O sea, no será igual para todos:

1) El 5% de la deuda consolidada, cuando se trate de contribuyentes (empresas o individuos) que encuentren en las categorías “A”, “B” o “C”, el cual no podrá ser inferior a $ 1.000.

2) El 10% de la deuda consolidada, de tratarse de sujetos con categoría “D”, “E” y aquellos que no se encuentren categorizados en el citado sistema, el cual no podrá ser inferior tampoco a $ 1.000. El monto de cada cuota vencerá los días 16, o 26 si no hay fondos, y deberá ser igual o superior a $ 1.000, también podrán rehabilitarse. Para las obligaciones anuales, los aportes, la reformulación de planes y para las retenciones y percepciones la cantidad máxima de cuotas no podrán ser más de 12. Para las obligaciones mensuales las cuotas de financiación pueden llegar a 24.

La tasa de financiamiento mensual aplicable será:

1. Para los planes que se consoliden entre el 1 de agosto de 2017 y el 30 de septiembre de 2017:

– En el caso de Micro y Pequeñas Empresas, que estén registradas en la AFIP, la tasa efectiva mensual equivalente a la Tasa Nominal Anual canal electrónico para depósitos a plazo fijo en pesos en el Banco de la Nación Argentina a 180 días, más un 2% nominal anual.

– Resto de contribuyentes: la tasa efectiva mensual equivalente a la Tasa Nominal Anual canal electrónico para depósitos a plazo fijo en pesos en el Banco de la Nación Argentina 180 días, más un 4% nominal anual.

Para los planes que se presenten entre el 1 de octubre de 2017 y el 31 de octubre de 2017, ambas fechas inclusive se incrementa las tasas al 6% y 8%, respectivamente.

Para adherir hay que generar un Volante Electrónico de Pago (VEP) para efectuar el ingreso del importe del pago a cuenta y las cuotas restantes se debitarán en la cuenta informada por el contribuyente. Se pone como condición la de presentar la declaración jurada original de la deuda que se incluye en el plan.

Como ocurrió en los planes anteriores, para adherir hay que constituir domicilio electrónico ante la AFIP, informar una dirección de correo, el número de teléfono celular y el CBU en donde se debitarán las cuotas. Esta vez no podrá rectificarse el plan presentado y en ese caso no se autorizará la reimputación de los pagos erróneamente realizados.

La conducta fiscal vale

El “Sistema de Perfil de Riesgo (SIPER)” se tiene en cuenta al adherir al plan de pagos. Es un sistema informático de calificación que realiza procesos de evaluación mensuales sobre el cumplimiento de los deberes formales y materiales de los contribuyentes, funciona en la página Web de la AFIP/ Sistema Registral dentro de la opción “Trámites Siper”.

El sistema de la AFIP identifica su comportamiento fiscal y le asigna una categoría concediendo o limitando los beneficios vinculados con la recaudación, devolución y/o transferencias de impuestos y recursos de la seguridad social, según el caso de que se trate y también en el caso de los planes otorga más ventaja a los que tienen mejor calificación. Existen 5 categorías: de la “A” (menor riesgo) a la “E” (mayor riesgo). Los que tienen menos de 6 meses de actividad tienen la categoría “C”. Ante la calificación que pone la AFIP, el contribuyente podrá solicitar un recurso de reconsideración.