Alerta: “Nonochorros” armados asaltaron una inmobiliaria

Una banda de abuelos robó a punta de pistola un local de ese barrio porteño. Los delincuentes, de entre 61 y 66 años, ingresaron al lugar acompañados por una mujer mayor, golpearon a los trabajadores y huyeron sin botín.

Una banda compuesta por dos ancianos armados y una mujer asaltó una inmobiliaria del barrio porteño de San Cristóbal donde habían hecho inteligencia previa, aunque ante la resistencia de los propietarios huyeron sin robar nada, informaron fuentes policiales y judiciales.

Si bien trascendió este miércoles por la difusión del video donde quedó registrado el intento de robo, el hecho ocurrió el viernes pasado a las 12.08 en la inmobiliaria “Amelio & Cia.”, situada en la avenida San Juan 2817.

Horacio Saracca, uno de los dueños de la inmobiliaria, aseguró que todo se inició el martes cuando las mismas tres personas fueron “a preguntar por una tasación” y volvieron el viernes “para robar”.

“El señor de boina me dijo que el señor de gorrito era el primo y que la señora era la hija y querían tasar una propiedad en la calle Moreno”, explicó la víctima, quien afirmó que el mayor de los ancianos, quien portaba el revólver, “tendría unos 70 años, el otro unos 60 y la señora, 50”.

De acuerdo a lo que se observa en el video, ni bien los tres delincuentes ingresan a la inmobiliaria y se cierra la puerta, el anciano de boina extrajo un revólver de entre sus ropas, amenazó a Saracca y a su padre de 77 años y les pidió que se fueran al fondo del local.

“Dijo algo así como ‘quédense quietos o los bajo’ y ahí corrí”, contó el comerciante inmobiliario, quien logró subir las escaleras internas del local y comenzar a gritar desde el primer piso pidiendo ayuda.

La cámara de seguridad registró el momento en que los ladrones empujaron a Saracca padre, quien cayó al piso y, más allá del golpe, no salió lastimado. El comerciante explicó que éste es el segundo asalto que sufren en tres meses que el hecho anterior fue “mucho más violento” y su padre “terminó con la cadera fracturada”.

Pese a que en el video se observa a la mujer de la banda pasó por un escritorio e intentó sin éxito abrir los cajones, los delincuentes escaparon sin robar nada.

Saracca afirmó que “hace años que las inmobiliarias no manejan efectivo porque todas las transacciones se hacen por transferencia” y que ahora tomaron la decisión de “blindar el local” y “atender detrás de un vidrio como en los bancos”.

El caso es investigado por la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 8, a cargo del fiscal de instrucción Fernando Fiszer, y de los efectivos de la comisaría 20 de la Policía de la Ciudad, quienes esperaban que en los dueños de la inmobiliaria aporten el video original del robo a la causa.

Fuente: Telam