Alerta: Cambiemos propuso eliminar la comisión inmobiliaria al que compre una casa

El senador bonaerense Juan Pablo Allan ( Cambiemos ), presentó un proyecto en Congreso provincial para modificar la ley que rige los honorarios de Martilleros y Corredores Públicos y propuso que los que compren su casa no deban pagar la comisión inmobiliaria.

El parlamentario oficialista, titular de la comisión de Legislación General de la Cámara alta, propuso modificar un apartado del artículo 54 de la ley 10.973. Se trata del punto “A” del segundo apartado, que habla de los corredores y que establece los porcentajes mínimos y máximos a pagar a la inmobiliaria los compradores y vendedores de inmuebles. En la actualidad, ambas partes debían sumar entre el 1.5 y el 3% al monto de la operación para el pago de la comisión inmobiliaria.

Lo que Allan, escribano de profesión, propone es que ” en el caso de venta de inmuebles destinados a vivienda única, familiar y de ocupación permanente, el honorario será únicamente del 3% a cargo del vendedor”.

En diálogo con LA NACION, el parlamentario explicó: “Es la cuarta medida que se pensó para bajar los costos para el acceso a la vivienda. Tras la baja tributaria del Gobierno nacional y provincial creemos que reducir a la mitad la comisión inmobiliaria es una buena medida”.

Allan reconoció que, en la actualidad, por “uso y costumbre” quien suele hacerse cargo del pago de la comisión suele ser el que compra y llega al 6 por ciento. “De esta manera, el tope bajará a la mitad y será solo del 3 por ciento”, detalló.

Entre los fundamentos del texto, el senador expuso: “Consideramos que el esfuerzo que realizan los fiscos nacionales y provinciales en beneficio los bonaerenses que encuentran dificultades para adquirir una vivienda debe estar acompañado también por los otros actores que forman parte del sistema inmobiliario, instando en ese entendimiento a limitar razonablemente las ganancias de los profesionales que intermedien en las compraventas de inmuebles destinados a vivienda única”.

Además, puso como ejemplo leyes similares implementadas en otras provincias como Córdoba (Ley 7.191), Neuquén (Ley 2.538) y Río Negro (Ley 2.051) donde la implementación de estas normativas no redundó “en un perjuicio económico para el sector, siendo que la disminución en el honorario se verá compensada por el crecimiento en el volumen de las operaciones producto de la baja de sus costos”.

Al ser consultado sobre los honorarios de escribanos, que pueden significar hasta un 2 por ciento del valor de la operación, dijo que por ahora no se está trabajando en una modificación de los valores establecidos para la provincia de Buenos Aires.

En el 2017, según datos oficiales, en la provincia de Buenos Aires hubo 128.345 compra/venta de inmuebles, de los cuales, 31.278 tuvieron hipotecas.

Palabra Autorizada

Consultamos a Héctor Menéndez, Presidente del Sistema ICCA sobre tan delicado proyecto.

 Indiceprop: ¿Héctor Menéndez, que opinión le merece este proyecto presentado por el Senador Juan Pablo Allan (Cambiemos)?

Héctor Menéndez: Considero que este proyecto es otro intento de congraciarse con los votantes en una época de inminentes elecciones.

Héctor Ménendez – Presidente del Sistema ICCA

Indiceprop: ¿Considera que esta medida puede beneficiar las operaciones inmobiliarias tal como dice el Senador?

Héctor Menéndez: Creo que el Senador esta mal asesorado ya que este tipo de medidas solamente hace que nuestra profesión  pague el costo político y económico. Considero que se debería ir hacia una digitalización del sistema registral tal como sucedió con el registro automotor para amortizar costos y agilizar los tiempos.

Indiceprop:¿Cree Usted que este tipo de medidas tendrán éxito en la Legislatura?

Héctor Menéndez: Considero que es fundamental la unión de todos los Colegios,Camaras ,Sistemas  y Corporaciones de la Argentina en defensa de nuestra profesión. Ya nos ha sucedido en CABA con los inquilinos y vemos ahora como quieren replicar este mismo sistema de cercenamiento de nuestros derechos para éstos actos de demagogia que no conducen a nada.