Armando Bardo y Donald Trump: ¡Siguen sin construir el muro!

Cuando Armando Bardo asumió la cúpula de la conducción inmobiliaria nos prometía un muro imposible de cruzar en la frontera. Tiros al palo y el verano lo vienen salvando.

Armando Bardo, armó una campaña más o menos con el mismo slogan de Donald Trump.

¡Teníamos miedo después de la Tiranía de Don Héctor!

Salvando las distancias obviamente, pero son parecidos, Trump y Bardo digo: A los dos les encanta la tele, las fotos, twitter no sigo… ¡pero seguro les encanta a los dos! y los usan todo el tiempo. Igual que whatsapp.

Ahora, ya pasaron unos meses largos de gestión.

La ley de alquileres no salió, pero no fue por expertise ni capacidad, no fue por lobby efectivo en fin. Por lo menos no de parte de los representantes del pueblo inmobiliario.

La Ley de alquileres no salió, en la forma en la se presentó, POR QUE EL PAPA ES ARGENTINO.

Si el Santo Padre hubiera sido de otro país, otra sería ahora la historia.

Lo que me trae al “muro” que nos prometió Armando Bardo, reivindicando la profesión y la mar en coche.

El tiempo pasa. En una década, el grueso de los inmobiliarios que realizan asiduas visitas a los organismos ya serán candidatos a geriátrico… (algunos son candidatos ahora, por lo menos a atención psicológica permanente).

Y en ese márgen de tiempo, ¿quiénes van a representar a los inmobiliarios y sus intereses?

Creo que la tengo clara, pero por un ex-amigo de Isidro Santo (ahora también accionista de una franquicia): LOS CHICOS DE LA SECTA DEL GLOBO. 
(El “mejor inmobiliario” del 2018 de un colegio norteño fue un miembro de una conocida y sectaria franquicia inmobiliaria que sigue sin tener un mínimo de control, salvo en San Martín a donde no entran porque salen expelidos por el Sheriff).

 

Ese es el futuro Donald.

Digo… Armando Bardo.

Hay que largar la tele.

Hay que dejarle la auto-promoción y las cosas digitales a los youtubers y otros pibes jóvenes que se están haciendo en la vida.

¡Hay que construir el muro inmobiliario!

Y estoy perspicaz porque no es el último cigarrillo el que te mata, sino el primero. Y todavía queda tiempo de hacer buena letra. Buena letra con los colegas, buena letra con nuestros clientes. Buena letra con los políticos no, pero mano dura. Estar ahí permanentemente, no en marchas a donde van 3 personas, 2 ahora por la alerta naranja como el pelo de Donald.

En fin, este 2019 Armando: ¡Te estoy mirando! yo y casi 7000 inmobiliarios de la región y ni hablar de las instituciones de las provincias que merecen ver antecedentes positivos. Hasta ahora el ejemplo es desalentador.

El manejo colegial en las provincias es preciso y efectivo en la mayoría de los casos, sobre todo por la cordialidad y empatía con la que tratan a las partes.

2019 es el año del control, porque la vida es corta y las cosas hay que hacerlas una vez y bien.

El tradicional Tango, lo canta un Armando. Armando Moreno.


One Response to Armando Bardo y Donald Trump: ¡Siguen sin construir el muro!

  1. Atilio Spano dice:

    todos sabíamos que las cosas iban a ser como fueron

Inmobiliario Opine sobre esta Nota. Indiceprop lo escucha.