¡Cambiemos puentea Inmobiliarios! (y a Blanco no le va)

Cambiemos, la “plataforma” política que se pensaba iba a  tener una visión liberal y productiva, fomentando negocios y generando fuentes de trabajo nos ha engañado a todos. Ahora va por los honorarios de la provincia de Buenos Aires.

Venimos de tiempos difíciles y vamos a tiempos más difíciles.

Los que tenemos un poco de memoria, un poco nada más, recordamos frases infames, de políticos infames en situaciones infames.

Recordamos también organizaciones infames y sino también alguna que otra organización que apareció de la nada con el propósito de servir de plataforma política para dos o tres personas que “en nombre del pueblo” agarran una causa cualquiera y se ponen en contra en total desconocimiento de la dinámica institucional, organizativa, legal y profesional de lo que eligen “combatir”.

Estoy usando muchas comillas, porque la realidad es muy entre comillas.

Se viene un cambio a la Ley 10973 apoyado entre otros por Andrea Bosco, en su rol de vicepresidenta de la Comisión de Asociaciones, Federaciones y Colegios Profesionales de la Cámara de Diputados bonaerense (y miembro de “Cambiemos”), a quien se la puede encontrar en París y luciendo los colores de la camiseta de Boca Juniors aquí,  además de poder comunicarse con ella vía pajarito  a fin de comentarle que el tema de los Honorarios Profesionales de los Inmobiliarios es por tareas que realizan dentro de su Profesión.

Si los mercados explotan… es responsabilidad de su gobierno.

Lo mismo si los precios suben o bajan dependiendo de la oferta y demanda correspondiente.

Pero, aquí es donde aparece la Asociación de Inquilinos Platenses y la palabra “militancia”.

Esta reforma a la ley que en sintéticas líneas hace que todos los gastos procedentes de un alquiler le caigan a otro. Que los honorarios no se paguen y finalmente en pleno castellano: SACARSE DE ENCIMA AL INMOBILIARIO.

Este texto originalmente se generó por gente del gobierno anterior, pero como decía Tato Bores, la gente destiñe… Y esta “reforma” viene de la mano de Rocío Giaccone que tiene cara de estar pasándola mal todo el tiempo y José Ottavis quien en una nota a INFOBAE hace un año atrás dijo:

“Fuimos corruptos, mentirosos, manipuladores e interesados”

Entonces, a ver si entiendo bien: Un inmobiliario va a estudiar, se recibe, se colegia. Abre su empresa y comienza a operar y ahora el gobierno le hace el puente más grande de la historia favoreciendo a nadie pero diciendo que (y esta parte siempre me da ternura) “lo hace en nombre del inquilino”.

Mostrar así una figura, para generar empatía y espíritu de lucha clasista es una medida muy vieja y con resultados que no funcionan.

Todos sabemos que todas estas medidas hacen que los locadores suban más aún los precios, que los servicios bajen de calidad, aumentar el miedo en el mercado, en fin, libremercado nunca acá en la Argentina.

Hay una figura simbólica en un libro italiano, muy lindo que se llama il Gattopardo, de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, que es: “Cambiar algo, para que nada cambie“. Y es más o menos lo mismo que pretende “Cambiemos” y todos estos grupos de “Ayuda al Prójimo”.

Cada uno está por la suya muchachos; yo estoy con los inmobiliarios.

 

Emilio Blanco

emilioblanco@indiceprop.com

 

opinión inmobiliaria

Inmobiliario Opine sobre esta Nota. Indiceprop lo escucha.