Con la nueva norma inmobiliaria, se podrán escriturar 100.000 lotes en barrios privados

En la Provincia de Buenos Aires, hay aproximadamente 200 Conjuntos Inmobiliarios (Barrios Privados, Clubes de Campo o de Chacras) en los que los compradores de decenas de miles lotes aún no han podido escriturar. Incluso no se trata solo de lotes ya que muchos de ellos tienen construida la vivienda.

Fue por eso que el Ministerio de Gobierno de la Provincia dictó la Resolución 400/2019 (Régimen para la regularización de conjuntos inmobiliarios consolidados), que apunta a regularizar la situación de esos emprendimientos y así posibilitar a los adquirentes contar con su tan ansiado título de propiedad en tan solo 90 días.

En este contexto, Claudio Caputo, presidente del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, explicó la importancia que tiene la nueva norma que permite que unos 100.000 lotes ubicados dentro de complejos suburbanos del ámbito bonaerense puedan formalizar su situación dominial.

El directivo aclaró que la norma mejora el desarrollo de nuevos proyectos ya que “la estructura burocrática anterior generaba complicaciones en el desarrollo inmobiliario suburbano. Fueron 14 años con expedientes parados que además expulsaron a nuevos inversores”.

A partir de ahora se implementó un sistema digital que unifica y aclara la documentación necesaria y todos los pasos a seguir para aprobar un nuevo desarrollo.

“La nueva resolución genera un cambio muy positivo aunque por ahora posee poca difusión. Son 200 barrios los que poseen problemas, los tiempos del trámite durarán tan solo 90 días, realmente cumplibles, esto no es tan sólo un anuncio más”, aclara Caputo en Reporte Inmobiliario.

Al momento del anuncio, también comentaron que aún existe una dificultad con ARBA, ya que se opone por un tema recaudatorio que rige actualmente y que hace que los desarrollistas paguen más impuestos por tener más de un lote en sus activos, llamado impuesto complementario.

La realidad es que los lotes complementarios son muy difíciles de deslindar en la práctica. “Un hipotético propietario que firma la escritura con este nuevo sistema debería abonar el impuesto retroactivo a ARBA, lo que en muchos casos va a desincentivar el proceso”, dijeron desde el Colegio. Y agregaron: “Aunque no podemos obviar que por otro lado la nueva reglamentación generará 200 millones de dólares en impuestos provinciales al año”.

 

opinión inmobiliaria

Inmobiliario Opine sobre esta Nota. Indiceprop lo escucha.