Alerta Remax: sus Agentes serán reprimidos con duras multas dinerarias

En la Redacción de Indiceprop recibimos una carta de la Cámara Inmobiliaria de la Provincia de Buenos Aires, donde explica sus fundamentos sobre Remax.

Estimados Colegas:

La Cámara Inmobiliaria de la Provincia de Buenos Aires expresa su firme rechazo al continuo y sistemático empleo en todo el territorio nacional, de Franquicias que no cumplen con los requisitos legales vigentes exigidos para el desarrollo de la actividad objeto de franquiciado.  En ese orden y ante la llegada al país de distinto tipo de Franquicias relacionadas con el  transporte de pasajeros  tales como UBER, EASY y CABIFY  y en el ramo  inmobiliario las que operan bajo el nombre de RE/MAX y SOTHEBY’S, la Cámara Inmobiliaria de la Provincia de Buenos Aires , consecuente con su lucha contra toda forma de concentración económica y en defensa de la sana competencia, se ve en la necesidad de alertar a todos los usuarios, a las autoridades públicas en particular y a la población en general, que la mayoría de aquellas se explotan en franca contradicción con las normas legales, profesionales, de seguridad y convivencia vigentes.

 

En materia de transportes, la Cámara Inmobiliaria de la Provincia de Buenos Aires entiende que las políticas a aplicar resultaran adecuadas si están dirigidas a alentar el uso de un transporte público controlado y legalmente habilitado por las autoridades competentes, digno, moderno, seguro y conducido por verdaderos profesionales, debidamente capacitados y entrenados y que tributen lo que las leyes fiscales determinen. Las Franquicias que proponen un esquema operativo alternativo no deben encontrar aceptación ni deben ser toleradas. En ese sentido observamos con beneplácito que  tanto la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cuanto la Comuna de La Plata están tomando medidas que obliguen a las Franquicias a desinstalar y/o impiden la instalación de cuestionados e irregulares sistemas.

 

Sebastion

Sebastián Sosa. Director de Re/MAX Argentina

En lo concerniente a la actividad  inmobiliaria, la Cámara Inmobiliaria de la Provincia de Buenos Aires pone especial énfasis en señalar que las Franquicias como las que otorga RE/MAX no respetan lo dispuesto en la ley nacional nº 20.266 reformada por ley 25.028 (régimen legal de martilleros y corredores) y su consecuente provincial ley nº 10.973 reformada por ley nº 14.085. Esos plexos advierten que les está prohibido a los corredores públicos constituir sociedades con personas inhabilitadas para el ejercicio profesional. Tampoco pueden  actuar bajo otra denominación que no corresponda al nombre y apellido de los colegiados, salvo en los casos de sociedades legalmente constituidas, en un todo de acuerdo a lo normado en la ley nacional ya referida, donde se consignará en toda publicación el nombre, apellido y datos profesionales de al menos un colegiado en actividad que la integra.

 

Es más, esas Franquicias prohíjan la actividad de los que se han  denominado “AGENTES INMOBILIARIOS” quienes, transgrediendo flagrantemente la normativa que regula la profesión, desarrollan la tarea de intermediación desplazando al Martillero y al Corredor Público. En este punto cabe recordarles a las Franquicias y a tales “AGENTES” que  el Colegio de Martilleros y Corredores es el encargado de fiscalizar el correcto ejercicio de las profesiones de Martillero y/o Corredor Público, a cuyo efecto la ley le confiere poder disciplinario, que ejercitará sin perjuicio de las responsabilidades civiles, penales o administrativas de orden individual y de las medidas que puedan aplicar los Magistrados Judiciales. Ese poder disciplinario faculta al Colegio a reprimir con multa de diez (10) a treinta (30) cuotas anuales colegiales vigentes al momento de la sanción o hasta el duplo de la comisión percibida o a percibir por la operación efectuada en la primera infracción y en caso de reincidencia, hasta el doscientos (200) por ciento de la sanción anterior, a la persona que ejerciere actos propios reservados al Martillero y/o Corredor Público, sin poseer título o la autorización correspondiente y también, a la persona que, sin ser Martillero o Corredor Público realice operaciones inmobiliarias, participe, facilite o de cualquier modo favorezca la realización por otros de los actos y/o funciones o actividades tales como tasar casas, departamentos, oficinas, fondos de comercio, lotes, fracciones etc.; hacer firmar autorizaciones de venta y/o alquiler; confeccionar  y firmar los boletos de compraventa y contratos de locación; acompañar y presenciar las escrituras traslativas de dominio; cobrar honorarios profesionales y asesorar como si fueran profesionales del ramo cuando no lo son, conducta que dicho sea, encuadra el art. 247 del Código Penal (usurpación de título).

 

Los expuestos esquemas que las aludidas Franquicias introducen, encuentran réplica en otros rubros tales como ciertos sistemas de comercialización que emplean las Grandes Superficies Comerciales  donde se exime de responsabilidad a sus operadores quienes, las mas de las veces, transfirieren sus utilidades fuera de la región donde las generan. No vuelcan sus ganancias en la comunidad de que se nutren lo que apareja un daño socioeconómico advertible.

 

El ejercicio de la prestación de servicios regulados por ley exige el efectivo acatamiento a las normas que los reglamenta. Las Franquicias profesionales no son licitas. No se debe permitir que nuevas prácticas atenten contra el trabajo profesional  y  generen situaciones de desigualdad ante la ley.

 

MARCELO BABENCO

Presidente

CIBA

 

opinión inmobiliaria

Inmobiliario Opine sobre esta Nota. Indiceprop lo escucha.