Escandalo Judicial: 7 franquicias Remax corren riesgo de cerrar

Las 7 franquicias que la compañía Remax posee en Rosario corren riesgo de cerrar sus puertas. Se llegará a ese punto si los procesos judiciales que están en curso ratifican las sentencias del Tribunal de Ética del Colegio de Corredores Inmobiliarios y de la Cámara de Apelaciones en lo Penal.

De ese total, 5 ya tienen sentencia firma de la Cámara (suspensión de la actividad por 18 meses) y las otras dos están en proceso en el Tribunal de Ética del Colegio, informó a ON24 el presidente del Colegio, Julio Farah, quien especificó por qué se juzga a los franquiciados de la firma: “Ellos contratan trabajadores independientes sin título universitario, sin matricular y bajo el amparo de un solo matriculado que firma. Es como si un médico permitiera que junto a él trabajasen enfermeros que no estudiaron Enfermería y cada uno de ellos facture como tal”.

“Si no lo juzgáramos nosotros, caerían igual por la cantidad de denuncias de los privados”, agregó Farah.

En rigor, 4 de los franquiciados ya apelaron ante la Corte de la provincia, que rechazó el recurso. Según el titular del Colegio, “ya transcurrió un tiempo prudencial y estimamos que en los próximos meses tendremos una ratificación de la sentencia, y en tal caso comenzaremos por orden a pedir el cese de actividades porque están abiertos sin respetar la sentencia del Tribunal de Ética confirmada por la Cámara de Apelaciones en lo Penal”.

En tanto, respecto al quinto caso, la sentencia de la Cámara está firme, sin embargo, el Colegio prefiere esperar la sentencia de la Corte de la provincia para pedir el cese, explicó Farah

“No se juzga a la empresa Remax, sino al franquiciado uno por uno, que hace un mal uso de la franquicia”, señaló Farah y subrayó: “La empresa trata de ponerlo en términos de persecución, pero acá no hay nada de eso. Nosotros no hacemos de esto ni una batalla inter-empresarial ni mediática, sino una batalla judicial. Acá hay una profesión y una ley que no están siendo respetadas”.

Hoy, la Ley 13.154, del año 2010, exige título universitario y sometimiento a un Tribunal de Ética provincial para ejercer la actividad, explicó Farah, pero las franquicias de Remax, según indicó, “han designado como agentes inmobiliarios a personas que no cumplen con los requisitos para ser profesionales”. En ese sentido, apuntó que desde el Colegio “se está protegiendo a la sociedad para que no quede en manos de personas que no tienen ni la formación ni el contralor ético de la provincia para ejercer el corretaje”.

Según las cifras del Colegio, en los últimos 5 años, se cursaron más de 100 causas ante el Tribunal de Ética, de las cuales en algunos casos los agentes fueron exonerados y en otros multados con suspensiones de matrícula.

Fuente: on24

 

opinión inmobiliaria

Inmobiliario Opine sobre esta Nota. Indiceprop lo escucha.