La importancia de la tasación para salir de la crisis inmobiliaria

Indudablemente estamos en unos de los períodos más oscuros en la historia económica de nuestro país. Nuestro sector no está ajeno a los coletazos de esta crisis. La pregunta que todos hacemos es: ¿Cómo salimos de esta situación?

Podemos teorizar sobre quién es el responsable de todo esto, cuándo comenzó la decadencia, de la falta de capacidad de los gobernantes y perdernos en discusiones bizantinas. Pero nosotros, como profesionales inmobiliarios ¿Cuál es nuestra responsabilidad? ¿Cuál es nuestro rol como actores económicos? ¿Qué debemos hacer para salir de esta situación?

Para responder estas preguntas consultamos a Héctor Menéndez Presidente del Sistema ICCA, quien con varios años de experiencia en el rubro puede brindar una opinión constructiva de la realidad.

“Estamos en una situación muy apremiante, los informes de los Colegios de Escribanos mes a mes nos informan de una baja en los niveles de escrituración y tenemos una responsabilidad histórica para realizar un giro en nuestra forma de trabajar”, expresó Héctor Menéndez.

“Debemos cambiar nuestro paradigma a la hora de comercializar inmuebles. Es necesario realizar una tasación acorde al mercado y no dejarnos influenciar por los cantos de sirenas que son las opiniones de los dueños y la obtención de la autorización de venta en exclusiva”, agregó Héctor Menéndez.

“Una correcta tasación y la comunicación con argumentos sólidos del arribo a esa valuación de parte del profesional inmobiliario al cliente logrará que se acorte el ciclo de cierre de las operaciones inmobiliarias y así dinamizar nuestra profesión”, sugirió el presidente del Sistema ICCA.

“Hoy más que nunca debemos ser profesionales y transmitir a nuestros clientes la realidad del mercado. Es por ello que dentro de nuestro sistema bregamos para que los colegas tasen correctamente para poder vender rápidamente”, concluyó Héctor Menéndez.

Finalmente, el Presidente del Sistema ICCA recordó que es de vital importancia que tomemos conciencia que solamente un profesional matriculado en un Colegio Profesional está capacitado para realizar una correcta valuación de un inmueble. No debemos engañarnos ni dejar que nuestros potenciales clientes caigan en la tentación de contratar a personas que no están capacitada para esta tarea.